domingo, 10 de octubre de 2010

Criando cabritos.

En septiembre estuvimos dos semanas en la finca de mi cuñado donde tiene un pequeño aprisco y nos la pasamos criando diez cabritos. Fue una experiencia lindísima, aprendimos muchísimo y la pasamos super chévere, cabe aclarar que allá siempre la pasamos muy bien y nos gustaría poder ir más seguido.
Cuando llegamos la primera semana ya habían nacido dos cabritas Linda y Luna, a las que consentimos muchísimo y les dimos de comer desde el primer momento que pudimos, ellas tenian cuatro días de nacidas.


Esta es Linda


Y esta es Luna

Luego a los dos días, había una cabra que se estaba muy quietecita y nos pareció muy sospechosa, jaja, por la noche cuando oimos a lo lejos los cabritos salimos corriendo pero cuando llegamos ya había nacido uno ( Tizón ), fue muy emocionante a pesar que no lo vimos nacer. Un par de dias después en la mañana mientras estaba trepada toda la familia en un árbol de mandarinas, yo era la única que no porque era la que recibía las mandarinas, sonó el celular y toda la tropa salió a correr a ver si alcanzábamos al parto pero no llegamos y ya había nacido otro cabrito ( Bingo) buaaa... pero al cabo de un rato.... SORPRESA nació Dominó, fue muy emocionante, tenemos fotos pero a Manue le parece que puede ser un poco traumante para algunos niños así que publicamos esta de minutos después.


Es increíble ver cómo es de sabia la naturaleza, la cabra con los dientes le corta el cordón umbilical al cabrito y lo limpia. Fue un buen momento para decirles a los niños y una buena manera de que aprendan que los bebés humanos nacen así aunque un poquito diferente.
Así terminó la primera semana con cinco cabritos, yo me tuve que devolver dos días antes pero Manue se quedó super juiciosa madrugando y cumpliendo feliz con todos sus horarios alimenticios.

Cuando volvimos como a los diez días, estos cinco cabritos estaban hermosos, y es que son como cachorritos cuando nos acercábamos al corral nos batían su colita, no se imaginan la belleza. Además ellos tenían compañía... una parejita hermosa Martín y Manuela, así los llamaron mis hijos, sus tocayos,jaja. Luego llegaron Cuernos y Medianoche, que nos perdimos su nacimiento porque nacieron como el nombre de uno...a medianoche . Como eran tantos cabritos la leche no era suficiente así que tocó darles a algunos lactoreemplazante de ternero porque estaban quedando muertos de hambre. Por último nació Chocolate, este estuvo un poco enfermito al día siguiente de su nacimiento ya que su mamá no le estaba dando suficiente leche y tocaba obligarlo con tetero pero estaba muy desganado y no comía. Este fue al único cabrito que se le dejó con la madre a los demás se les dió tetero desde el primer momento.

Cómo eran tantos cabritos y estaban unos más grandes que los otros los dividimos en los siguientes grupos:
RECIEN NACIDOS, que sólo estaba Chocolate
PRINCIPIANTES, eran los cuatro medianos y sólo los sacábamos al lado de corral.
EXPLORADORES, eran los cinco cabritos que nacieron primero y les dábamos un paseo lejos del corral, para que aprendieran a comer planticas.
Y por último MONTAÑISTAS que era el grupo donde estaban las madres.



Aquí está Luna con Tizón



Este es Bingo



Dominó



Los tocayos, Manuela y Martín



Medianoche



Cuernos, el favorito de Manue.



Chocolate enfermito con su mamá.



Chocolate, un poquito lavado en leche por lo que no quería comer.


Este video es de un paseo de los exploradores con los niños haciendo un poco de ejercicio.

video